El Niño, este 2023 ha sido un fenómeno climático natural bastante famoso en el mundo de la meteorología. Meteorólogos y expertos del clima han estado muy pendientes de este problema debido a sus impactos en los patrones climáticos globales.

En este artículo, vamos a ver a fondo este fenómeno climático, así que, empecemos por lo esencial.

¿Qué es El Niño?

El Niño como ya hemos comentado es un problema climático el cual tiene que ver con el calentamiento de las aguas más superficiales en el Océano Pacífico ecuatorial. Este fenómeno forma parte de la Oscilación del Sur El Niño, también conocida como (ENSO), y que básicamente es un ciclo natural que afecta a como se distribuye el calor en el océano y la atmósfera.

El calentamiento del agua en el Pacífico durante El Niño altera el viento y afecta la circulación atmosférica, y esto crea cambios en los sistemas climáticos no solo en esa zona del océano si no en todo el mundo.

Pero, ¿Por qué os contamos todo esto? Por culpa de estos cambios en los sistemas climático, El Niño crea desde sequías e inundaciones hasta climas extremos en algunas zonas del mundo y esto afecta no solo al océano y a la pesca si no a cosas de tierra como la agricultura.

La Niña la contraparte de El Niño

Aquí no se acaba este fenómeno climático, ya que existe algo totalmente opuesto a El Niño y hablamos de La Niña que básicamente es otro fenómeno ENSO que se caracteriza por temperaturas más frías en el Pacífico y tiene efectos climáticos opuestos, es decir, que en vez de calentar la temperatura las baja.

¿Hay alguna manera de contrarrestar estos efectos climáticos?
Muchos profesionales y meteorólogos están trabajando en esto y recomiendan que se pueden hacer varias cosas para intentar mitigar el efecto que este tiene como, por ejemplo:

-La construcción de edificios preparados para situaciones climáticas extremas

-Una gestión eficiente del agua

-Concienciar y educar a la gente sobre esta situación

– Y para los agrícolas gestionar sus cosechas de forma que sean más eficientes en todos los sentidos.

Así que bueno, ya tienes una ligera idea de que trata todo esto y como nos afecta, pero no te preocupes los meteorólogos y científicos están trabajando en una solución para estos fenómenos, mientras tanto haz un uso sostenible de nuestros océanos para que así por lo menos les demos un respiro a nuestros profesionales.